Ryan Atkin es el primer árbitro de Reino Unido que ha tomado la decisión de enfrentar la homofobia, mientras se desarrolla como silbante en la Premier League.

“Ser gay no tiene ninguna importancia cuando se trata de arbitrar un partido de futbol”, señaló el nazareno en una entrevista a Sky Sports.

Cuenta con 32 años y comenzó a silbar desde 1999: “La homofobia siempre es un problema. Aunque las cosas mejoran cada día. Podemos cambiar el juego y la cultura si cambiamos las mentes”, aseveró.

La Federación inglesa en conjunto con la Premier League apoyan a la asociación “Cordones arcoiris” una campaña que actúa en defensa de los gays, lesbianas y transexuales, misma que Atkin también apoya.

“Claramente es un salto a lo desconocido. En el futbol profesional inglés sabemos muy bien que no hay ningún homosexual declarado y que nunca ha habido uno ente los árbitros”, concluyó.

Esta campaña Ryan fungirá como cuarto árbitro en los partidos de la Premier League y de colegiado principal en los niveles inferiores.

DEJA UNA RESPUESTA

Pon tu comentario
Tu nombre