Aaron Rodgers sufrió una fractura de clavícula en el partido de la Semana 6 ante los Minnesota Vikings.

Los Green Bay Packers, a través de su cuenta de Twitter, confirmaron la baja de su mariscal de campo y dejaron entrever que la temporada del dos Veces Jugador Más Valioso corre riesgo.

Rodgers fue retirado del campo de juego en camilla con 6:11 minutos por jugar en el primer cuarto del compromiso.

El mariscal de campo roló hacia el lado derecho cuando el apoyador Anthony Barr lo presionó. Al momento de intentar su pase, Barr lo golpeó a la altura de las costillas y cayó sobre su hombro de lanzar.

En un principio, el equipo anunció que Rodgers tenía una lesión en el hombro derecho y su regreso era cuestionable.

Brett Hundley tomó su lugar y el jugador de tercer año es el único mariscal de campo en el roster.

El partido del domingo marcaba la primera vez en la campaña que Rodgers contaba con su tackles titulares — David Bakhtiari y Bryan Bulaga –, pero esto no se debió a un problema en la protección.

El veterano pasador salió por su propio pie. El cuerpo médico lo examinó en las laterales para después trasladarlo al vestidor en carrito.

DEJA UNA RESPUESTA

Pon tu comentario
Tu nombre