El Saúl Álvarez que subirá al T Mobile Arena para retar por segunda ocasión a Gennady Golovkin por el título mediano será uno más maduro que el que empató el pasado septiembre.

“La verdad es que la primera pelea me da la confianza de que puedo ganar y puedo noquearlo, si lo trabajo bien puedo terminarlo antes de los 12 asaltos”, explicó Canelo, momentos antes de hacer la primera presentación pública entre ambos en el centro de esta ciudad.

Una de las enseñanzas del primer combate, de acuerdo con Álvarez, es el reconocer que no aprovechó las oportunidades para contra golpearlo cuando se movía hacia los lados y lo hacía fallar.

“Yo creo que aprendí muchas cosas. Creo que cuando la hacía fallar, me dejaba muchos huecos para poder contragolpearlo y no lo hice en ese momento, creo que es uno de los puntos que debo trabajar en el gimnasio y tomar ventaja”, admitió el púgil de 27 años de edad.

Otro punto que espera trabajar para este compromiso es la agresividad, en donde admitió que tanto él como el kazajo, en ocasiones, fueron algo tímidos en el cuadrilátero.

“Tenemos que arriesgar más. Tanto él como yo tenemos que hacerlo… eso va a hacer la pelea más interesante”, continuó Álvarez, nativo de Guadalajara.

Mirando hacia atrás, el apodado Canelo admitió que el combate ante Golovkin fue uno de los que más le ha agotado en su carrera, que incluye 52 combates ante leyendas como Floyd Mayweather y Miguel Cotto.

“Fue una pelea que tuve que trabajar mucho en todos los sentidos, es una de las peleas más desgastantes de toda mi carrera”, dijo Álvarez, quien, acto seguido, confirmó que no se sintió frustrado tras el anuncio del empate en el primer encuentro.

“No me frustro para nada, la verdad es que es normal. Yo me sentí igual y lo entiendo por esa parte. Obviamente, no lo publico en mis redes sociales”.

Aunque habían estudiado el entrenar en Colorado para buscar altura y tener más resitencia física, el entrenador Eddy Reynoso apuntó que eso es algo que aún no está escrito en piedra. Uno de los problemas que enfrentarían es el frío y la nieve, condiciones que afectarían los trabajos matutinos del también ex campeón mediano.

“Hemos estado analizando ese punto, pero hay unos inconvenientes con las nevadas que te puedan impedir correr”, dijo Reynoso. “Pero de antemano les comento que un peleador que se prepara y tiene disciplina, es lo mismo entrenar en la altura que al nivel del mar”.

Al ser interrogado sobre cómo se compara con el púgil que enfrentó a Mayweather hace poco menos de cinco años, Álvarez aseguró que no hay comparación válida, dejando entrever que en ese momento no estaba listo para el hoy retirado boxeador.

“Creo que en la pelea con Floyd me faltaba mucha experiencia, creo que allí me ganó la experiencia”, admitió Álvarez. “Aquí es totalmente diferente. Después de cinco años, he tomado mucha experiencia y soy un boxeador muy diferente, con más confianza”.

Álvarez se mostró confiado, al igual que su oponente, en que el resultado de este combate le favorezca por la vía del nocaut, aludiendo a que entiende que ya sintió los mejores golpes del kazajo, de 37 años de edad.

“Me dio varios golpes sólidos, pero no los sentí… Espero me los haya dado todos. Creo que me voy a sentir más cómodo, fue mi primera pelea en las 160 libras con lo mejor de las 160 libras. En esta segunda pelea, me voy a adaptar y me voy a sentir mejor”, concluyó Álvarez.

DEJA UNA RESPUESTA

Pon tu comentario
Tu nombre